• Clínica Hospital Urgencias Médicas
    Armenta y López No. 619, Centro
    Oaxaca, Oax.

ENFERMEDADES

Fisura Anal

post image

 

¿QUÉ ES UNA FISURA ANAL?

La fisura anal es un desgarro de la piel del ano en su zona más externa. Aparece por igual en hombres que en mujeres y generalmente se localiza en la línea posterior del ano.

¿QUÉ SÍNTOMAS CARACTERIZAN LA FISURA ANAL?

El síntoma más importante es el dolor intenso, desgarrador, "como si cortaran con un cuchillo" que se siente en el ano durante o tras la defecación y dura desde unos minutos hasta varias horas. Además del dolor se observa la presencia de sangre fresca "roja viva" no mezclada con las heces que impregna el papel higiénico, picor anal y manchado de moco o mucosidad amarillenta (pus).

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Mediante la inspección del ano, intentando evitar el dolor que produce la separación de los márgenes anales aplicando si es necesario, anestesia local en forma de pomada o inyectable.

¿CUÁNTOS TIPOS DE FISURAS HAY?

Las fisuras se clasifican en función de su causa y su tiempo de evolución. La mayoría son de causa desconocida, son únicas, se localizan en la línea posterior del margen anal y la aparición de los síntomas se relaciona bien con un episodio de expulsión difícil de heces duras, o con un brote diarreico de heces líquidas explosivas. Estas fisuras, llamadas idiopáticas, se caracterizan por un aumento en el tono de cierre del canal anal como consecuencia de una actividad exagerada de la contracción del esfínter anal interno. Cuando las fisuras tienen pocos días de evolución se denominan agudas, mientras que cuando tienen 6 o más semanas se consideran crónicas. La fisura aguda es superficial y los bordes son finos y limpios. En la fase crónica la fisura es profunda, se ven en su base las fibras musculares del esfínter interno y los bordes están engrosados y duros. Frecuentemente, la fisura crónica se asocia a un pliegue de piel duro y doloroso (que el paciente palpa e interpreta como una hemorroide dolorosa). Las fisuras asociadas a enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn), patología infecciosa (sífilis, tuberculosis) o toxicidad por fármacos (quimioterapia) pueden presentar los mismos síntomas que la fisura idiopática o ser indoloras, pero en general son múltiples y localizadas en cualquier cuadrante y a cualquier distancia del canal anal.